El Observatorio de la Realidad Financiera y la Cátedra Thinking Heads y la Universidad de Alcalá – agradecen a los coautores la realización del informe, a Manuel Bonilla (Consultor en Dirección Estratégica, Gestión del Cambio y en Transformación Digital Organizaciones) y a Andrés Pedreño (Catedrático de economía, cofundador de IT&IS, impulsor de AlicanTEC, CEO de Universia 2000-2004 y rector de la Universidad de Alicante 1993-2000), y al resto de colaboradores.

Describe lo que será el nuevo escenario en el que desarrollará su actividad a corto y medio plazo, así como contribuir con ideas y metodologías que ayuden a gestionar el nuevo entorno y a que evolucione y se adapte de forma exitosa.

¿El futuro será de empresas financieras innovadoras muy digitalizadas o de empresas tecnológicas que presten servicios bancarios? La cuestión anterior marca el sentido del presente informe, y en definitiva, será la clave para entender y determinar el futuro de la banca que, como demostraremos, dejará de ser tal y como la conocemos.

La principal tesis de este informe, la de que la banca debe generar valor, no es más que un axioma de obligatorio cumplimiento ante las adversidades, desafíos, retos y oportunidades que actualmente, y en un devenir muy próximo, el sector deberá gestionar, superar y aprovechar, siendo el valor la materia prima básica para ello.

Las nuevas tecnologías obligarán a una transformación digital que dé respuesta a los nuevos perfiles de clientes y usuarios, y por tanto a sus nuevas expectativas en aspectos como la calidad, el precio, la forma de interacción y la oferta diversa de productos y servicios. Las entidades financieras deberán realizar una transformación cultural que afectará de manera contundente a todos los procesos, especialmente a aquellos relacionados con su capital humano. La innovación es, en última instancia, una cuestión de personas.

Toda transformación disruptiva requiere de una metodología innovadora, porque no se trata solo de gestionar el cambio y de reinventar qué hacemos, sino también cómo lo hacemos. En definitiva, nuevos productos y servicios con una nueva forma de entender el negocio bancario. Tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial (IA), el big data, blockchain, la nube, el internet de las cosas (IoT), la ciberseguridad y las grandes plataformas tecnológicas se convierten en una amenaza y una oportunidad a la vez. ¿Cómo aprovechar su potencial y generar valor para la banca y para sus clientes?

La regulación, la seguridad o los límites de la privacidad estarán latentes en el presente artículo, en tanto en cuanto el futuro del sector bancario dependerá del equilibrio, del sentido común y de la actuación de la administración pública. La pandemia del COVID-19 ha acelerado en pocos meses la toma de decisiones y la implementación de acciones que estaban previstas realizar en varios años, entre ellas la digitalización y el proceso de fusiones, absorciones y de concentración del sistema.

Como punto final de esta introducción queremos destacar que hemos apoyado nuestra tesis en multitud de casos reales y que hemos contado con la colaboración, que agradecemos especialmente, de un amplio grupo de prestigiosos expertos en cada una de las áreas que analiza este artículo. 

HAZ CLIC EN ESTE ENLACE PAR LEER EL ARTÍCULO COMPLETO EN PDF:

ENLACE ARTÍCULO: DESAFÍOS DE LA DIGITALIZACIÓN PARA LA BANCA