Siempre digo que el mayor, el más valioso e importante activo de una organización es el capital humano. Su talento, experiencia, conocimiento del core business, de la competencia, de los clientes, de las debilidades y de las fortalezas de la organización son la materia prima de toda transformación digital. Las personas que forman una organización son una fuente de ideas, de mejoras, de nuevos proyectos, de nuevos productos, de nuevos servicios, etc. que representan un potencial de oportunidades que, si se aprovecha y optimiza, pueden impulsar exponencialmente el resultado, y por el contrario, de no hacerlo supone un importante coste de oportunidad pudiendo abocar a la organización a la pérdida de competitividad. Por lo tanto, fomenta el intreaemprendimiento y crea intraemprendedores en tu organización.

Hablamos de Intraemprendimiento como aquella metodología implementada en una organización, orientada a la innovación, que persigue que cada personas de misma actúe como un emprendedor detectando, analizando y proponiendo ideas y proyectos con el fin de aprovechar nuevas oportunidades de negocio. El objetivo, más allá de mejorar la propia organización, que también, abre la posibilidad de generar nuevos productos y servicios, puede incluso impulsar la reformulación del propio modelo de negocio.

 

Fomenta el intreaemprendimiento y crea intraemprendedores en tu organización … porque dentro de hay mucho talento …

 

Cualquier organización está compuesta por personas de distinto perfil en lo que se refiere al cambio, encontraremos tres tipos: proactivos, indecisos y resistentes. Si bien, todos ellos pueden aportar y generar valor a la compañía aprovechando sus capacidades. La clave es detectar qué les puede motivar a sumar y  por qué a no restar en el proceso.

Los proactivos son aquellos que están totalmente alineados con los cambios que se van a implementar en la organización, asumen el reto y desean colaborar y participar en dicho proceso. Los indecisos, son aquellos que, por alguna razón todavía no han dado el paso a impulsar de manera contundente, si bien, no oponen resistencia y están a la expectativa. Finalmente, los resistentes, son aquellos que, debido al miedo, a la inseguridad, a la desmotivación o a intereses personales y no globales, deciden oponerse enérgicamente al cambio y conservar su zona de confort.

 

Para el éxito de un proceso de transformación digital, es necesario sumar al máximo número de personas al reto

 

Para cualquier cambio en una organización, y especialmente para el éxito de un proceso de transformación digital, es necesario sumar al máximo número de personas al reto, con implicación, compromiso, ilusión y orgullo. Para ello es calve, como comentamos en otros post sobre liderazgo innovador, gestionar con toneladas de talento pero con todavía más toneladas de talante, porque se trata más que de vencer de convencer, de mostrar a todo el equipo, y con mayor dedicación y esfuerzo a los resistentes de que el cambio es imprescindible y positivo tanto para la organización de forma global, como para todos y cada uno de las personas de forma individual, e incluso beneficioso para el entorno que le rodea (para mejorar el mundo).

Una de mis máximas, algo que tengo claro siempre, y lo primero que comento con mis compañeros de equipo cuando me involucro en un nuevo proyecto con nuevas personas y encuentro indecisos y resistentes, es que todo el mundo es recuperable, que es clave dar la oportunidad a todas y cada una de las personas a sumarse al proyecto, que no es fácil convencer, que hay que detectar su motivación, sus razones de resistencia y buscar soluciones con mucha pedagogía. Animo al lector a leer mi post sobre Liderazgo Innovador “Y tú como lideras como Mesala o Ben- Hur».

 

Como afirmo al inicio de este artículo, cuantas más ideas, mejoras y propuestas mejor. Por ello, cuantas más personas impulsando mejor, por ende, cuantos más perfiles proactivos mucho mejor. Trasladar a los resistentes e indecisos al segmento de impulsores es clave para la transformación digital.

Algo que he podido comprobar personalmente, con independencia del rol profesional y del sector empresarial, en todos los procesos de cambio en los que he participado es que una de las claves de éxito radica en aprovechar el Intraemprendimiento del equipo. Unas veces emerge de forma natural y proactiva y otras es necesario catalizarlo a través de acciones que motiven su respuesta y sean más reactivas.

 

Aprovechar el Intraemprendimiento del equipo es clave para el éxito

 …

5 características esenciales para fomentar, aprovechar y optimizar el Intraemprendimiento

 

A continuación resumimos las cinco características esenciales para fomentar, aprovechar y optimizar el intraemprendimiento en una organización orientado a la transformación digital.

1.- Comunicación interna.

Se debe comunicar a la organización que proponer mejorar e ideas no tienen pena, todo lo contrario, que es importante, necesario y esperado. Que es algo que incluye a todas las personas del equipo, a todas. Para ello, es fundamental que se expliquen claramente las líneas estratégicas de la transformación digital a toda la organización. Así mismo, explicar con claridad: ¿Qué objetivo se persigue con el cambio? ¿Qué necesita la organización? ¿Qué limitaciones hay (legales, presupuestarias, de personal …) ¿Qué beneficios, contraprestaciones, remuneraciones, reconocimientos, … posibles tiene el empleado o empleada por participar y colaborar? ¿Cuándo hacerlo? ¿Cómo, en qué formatoy qué canales son los adecuados para hacerlo? ¿Con qué herramientas se cuenta? ¿Qué otros players nos van a ayudar?

2.- Formación.

El conocimiento, el expertís en cada una de las competencias de la organización, las relaciones con los stakeholders, lo errores del pasado, la barreras y rigideces de la organización, el conocimiento del producto o servicio, el funcionamiento interno, etc. es un know how de las personas que trabajan en la compañía.

Sin embargo, para poder involucrarse en el proceso de transformación digital, además de saber el ¿Por qué? y el ¿Para qué? para que comprendan la necesidad y la acepten, es necesario formar,  a todos, en las tecnologías e innovaciones que se van a implementar con el fin de que vean y tangibilicen su potencial, les genere confianza, motivación y detecten claramente cómo, a corto o a medio plazo, hibridar esa tecnología con lo que hacen en su día a día, con su know how, para añadir valor a la organización.

¿Cómo puedo usar la Inteligencia Artificial para mejorar calidad en el servicio o generar más eficiencia? ¿Puedo usar el Blockchain para ser más transparente y además más seguro?¿Dónde puedo aplicar Big Data para la toma de decisiones? ¿Cuándo, cómo y dónde usar la Nube / Cloud? ¿Cómo tener más ciberseguridad? ¿Cómo el User Experience mejora mi resultado? ¿Cómo aportan valor los MOOCs? Entre otras, serán algunas de las preguntas que se deben preguntar y dar respuesta. Para ello, necesitan formación, básica o en profundidad, dependiendo de cada rol.

Así mismo, más allá de la innovación en tecnología, la formación en metodologías innovadoras para obtener un mejor resultado a la hora de desarrollar un plan para cada idea o proyecto es imprescindible. Toda idea debe tener su modelo CANVAS y, si es posible, partir de un proceso de Design Thinking, por ello, se debe formar a las personas en estas metodologías. 

No solo hay que darles formación e instruirles en cómo obtener e implementar las ideas y proyectos, también en cómo exponerlos tanto individualmente como en equipo. Yo, en las distintas organizaciones donde he impulsado el intraemprendimiento, además del CANVAS y el DesignThinking, he motivado al equipo a formarse y a exponer con metodología Elevator Pitch.

Más formación del equipo supone más motivación, más seguridad, más autorealización y, como el capital humano es el activo más valioso de la organización, más valor para la organización

3.- Participación en eventos

Saca a las personas de su zona de confort, de su día a día, que tomen distancia, que se abstraigan de lo cotidiano, … solo así pondrán foco en el proceso de generación de ideas, de hibridación, de mestizaje, de hacer equipo entre ellos, de convivir y de pensar diferente.

Uno de mis eventos preferidos, que diseñé para grandes organizaciones, aunque también sirven para tamaños más reducidos, son los Desayunos de Innovación, se trata de seleccionar a personas de distintos departamento, áreas, unidades, secciones, … de la cadena de valor de la organización, siempre, con distintas aptitudes, competencias, roles y posiciones jerárquicas para, juntas, participar como público en un roadshow de propuestas e ideas de otros compañeros, bajo la metodología Elevator Pitch, para dar feedback posterior mientras se desayuna e incluso con valoración anónima de las mismas. Se trata de generar esa sinergia grupal de la que hablo en el post «Vision Sinfónica de Equipo».

Otro, es invitar a todo aquel empleado o empleada que lo desee a los foros y congresos de innovación abiertos y externos, organizando dentro de la misma una jornada de formación, donde, asignados a un equipo, proponer ideas de cómo implementar lo que se expone en el foro o evento en nuestra organización, se trata de ideas rápidas, en el momento, con los compañeros que te tocan por sorpresa y de distinta índole, donde emana la esencia del Pensamiento Crítico.

4.- Recompensa.

Todos los que trabajamos en una organización somos profesionales, y por tanto esperamos una retribución por nuestro trabajo. Si bien no siempre deben de ser puramente económicas, si es importante que se premie de alguna forma la participación en los procesos de Intraempredmiento, en tanto en cuanto, generan un valor extra a la organización.

Personalmente opino, y así lo he intentado implementar en todas las organizaciones en la que he participado en este tipo de procesos, que se debe incluir en los objetivos de la organización, porque como comento en otro post; todo lo que no está en objetivo no cuenta. Así mismo, de nuevo enfatizo la importancia de que esto sea consensuado, aceptado, entendido y aspirable por la plantilla para que funcione con éxito (ver post “Toda Innovación en una Organización debe estar Orientada a Resultados”.

5.- Reconocimiento y motivación.

Con independencia de la parte retributiva, que también, es importante que se establezcan sistemas de agradecimiento por parte de la compañía para reconocer, tanto por los compañeros como por el equipo directivo, esa implicación y compromiso con la organización que ha derivado en la materialización de un reto conseguido, que ha generado valor para la misma.

Es fundamental establecer sistemas de motivación e ilusión que inciten simplemente a intentarlo, más allá de conseguirlo, porque como decía Torrebruno “… lo importante es participar y divertirse …” Por tanto, se debe fomentar, que toda idea es buena, que de esa primera idea puede salir una segunda o una tercera derivada que genere un caso de éxito. 

Uno de los cuadros que me gusta tener en mi despacho es el de la Madre Teresa de Calcuta y su cita: “ a veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar seria menos sin esa gota”. Es este caso, todas las personas de la organización deben interiorizar que su idea y su propuesta es importante, y que la organización sería menos sin esa idea, sin su propuesta.

 

Para finalizar, se debe trasladar al equipo que, participar y ser proactivo en los procesos de cambio, innovación y generación de ideas debe servir de indicador a los directivos para la toma de decisiones ante posible promociones y ascensos en los distintos procesos de selección, para puestos de mayor responsabilidad en la organización, y que como decía Alejandro Magno: «para quien lo intenta nada es imposible».

 

 

Porque propones mejorar e ideas no tienen pena, todo lo contrario, que es importante, necesario y esperado …